Informacion de interes acerca de esta fascinante profesión -Administrado por Francisco González-

Las maquinas Voladoras de Leonardo Da Vinci

 

Leonardo Da Vinci Diseñó una serie de máquinasvoladoras a las que llamó ornitópteros. Las concibió de diferentes estilos: para uno o varios pasajeros,de un piso o dos, con el piloto acostado o de pie. El piloto era el motor del avión ya que él mismo debía mover con sus brazos, piernas, pies y dedos el mecanismo de las alas a través de elaborados sistemas activados por medio de poleas y cables.

Sin embargo, si se construyera un avión siguiendo sus diseños no sólo no volaría sino que podría ocurrir un accidente. Leonardo seguramente notó que algo fallaba en el funcionamientode su vehículo, por lo que estudió con más cuidado el vuelo de las aves y llegó a la conclusión de que no era posible volar con sus ornitópteros. El error consistía en que el hombre no pude generar, a través de su cuerpo, la energía suficiente para mantener el movimiento de alas que requerirían estos aparatos para sostenerse en el aire. En cambio, suhelicóptero, que construyó del tamañode un juguete, sí podía volar. Este aparato utiliza un sistema mecánico semejante al que activa las hélices delos helicópteros de juguete que conocemos, que funciona al tirar de un hilo. De esta manera no es el hombre directamente quien impulsa el vuelo, sino un mecanismo manejado por él. YLeonardo aseguraba que si hubiera tenido la posibilidad de construir un mecanismo con suficiente potencia para impulsar un helicóptero grande, hubiera volado hasta con un pasajero.

Ésta fue una idea genial, ya que durante mucho tiempo los hombres pensaron que sólo podría volar lo que fuera más ligero que el aire. Y no fue sino hasta cinco siglos después cuando se reconoció que objetos más pesados que el aire podrían volar y, así, el primer helicóptero tripulado voló en 1923.

 

 

 

 

 

 

 

Leonardo pasó buena parte su vida observando el vuelo de los pájaros. Estaba obsesionado con hacer realidad algún día la posibilidad de de volar. Dibujo un gran variedad de dibujos, bocetos y anotaciones de las acrobacias de pajaros e insectos.

Entre 1486 a 1515 Leonardo escribió sus dos conocidos tratados sobre el vuelo de los pájaros, de geniales intuiciones y enorme agudeza de análisis hacen pensar en que Leonardo fuese un discípulo de Tales de Mileto, Democrito o Erastostenes, personajes jónicos griegos que junto con otros fueron los primeros científicos en analizar y estudiar el mundo bajo el prisma de la observación y la prueba y error.

Leonardo escribe : «Define primero el movimiento del viento y luego describe de qué manera los pájaros se gobiernan en él, sólo con el simple equilibrio de sus alas y de su cola» ; y en otra parte, estableciendo el principio fundamental del «alcance», escribe : «Tanta fuerza se hace con la cosa contra el aire, como el aire contra la cosa. Ves las alas golpeando contra el aire hacer que se sostenga la pesada águila en el supremo sutil aire. Ves también el movido aire sobre el mar, repercutiendo en las hinchadas velas, hacer correr la cargada y pesada nave ; de manera que por estas demostrativas y sabias razones podrás conocer que el hombre armado con grandes y ligeras alas, haciendo fuerza contra el resistente aire, venciendo, podrá sojuzgarlo y elevarse por encima de él».

Las sorprendentes páginas de Leonardo establecen con claridad y precisión principios, métodos y límites del vuelo. Su exhaustividad en los análisis nos sorprenden hasta tal punto que nos parece casi imposible que un personaje tan genial hubiera podido existir en la Italia del siglo XV.

Realizó otros estudios increíbles que nadie habría osado si quiera imaginar hasta mas tarde. Analizó los vientos, los efectos de la resistencia del aire, el movimiento de los fluidos, el principio del alcance de las alas, el equilibrio, la estabilidad y la dirección. Y todo ello se encuentra documentado y expuesto en sus anotaciones. Nadie antes y después de él, hasta el siglo xx, realizó un análisis tan exhaustivo y profundo de los fenómenos relacionados con el vuelo.

No menos increíbles son los estudios de los vientos y sobre los movimientos de éstos. «El aire que por sí viste los cuerpos, se moverá junto con estos cuerpos; nos lo demuestra la experiencia cuando el caballo corre por caminos polvorientos. Tanto se mueve el objeto contra el aire, como el aire contra el objeto sin movimiento

De su atenta observación de los pájaros escribió: “El pájaro batiendo las alas graves sobre el aire raro, viene a condensarlo y hacerlo resistente a su descenso. Pero si el aire se mueve contra las alas inmóviles, esas alas sostienen el peso del pájaro en el aire. Cuando la fuerza del movimiento del aire iguale la fuerza del descenso de un pájaro, este pájaro estará en el aire sin movimiento. Y si el movimiento del aire es más fuerte, vencerá y levantará el pájaro entre las altas nubes.”. El actual «vuelo a vela» se basa en tales principios.

También es particularmente precisa su formulación del principio de la reacción : «Tanta fuerza se hace desde la cosa contra el aire, como el aire contra la cosa» y «el aire que con más velocidad es sacudido, con mayor cantidad de sí mismo se condensa». En otro lugar subraya : «Cuando la fuerza genera un movimiento más veloz que la fuga del aire no resistente, viene este aire a condensarse en aquella cosa que echaba el aire, y, encontrando resistencia en él, vuelve a saltar de manera parecida a la pelota echada contra la pared

Leonardo tenia una mente cieníifica tan precisa que incluso llegó a describir y anotar las situaciones peligrosas que se podrían plantear durante los eventuales vuelos que preparaba. Los proyectos de Leonardo para volar son numerosos y pueden ser clasificados en dos tipos. En cada uno de ellos las aplicaciones mecánicas y aerodinámicas para volar suelen variar.

Uno de sus proyectos preveía que el hombre se acomodara en posición horizontal.
El cuerpo debía de estar asegurado al fuselaje y junto a él, una plancha de madera corriente, mediante dos anillos puestos a la altura del cuello y de la cintura. Para accionar las alas, se utilizarían una serie de movimientos alternados por pies y manos. El primer movimiento levantaría las alas, el segundo, las baja.

Con cada nuevo proyecto, Leonardo iba eliminando elementos que no le parecían adecuados y con los últimos modelos casi todas las junturas entre las distintas partes de la madera han sido eliminadas. A su vez las cuerdas han sido sustituidas por cañas para dar forma a un aparato mas rígido y ligero pero a la vez menos frágil.

Anuncios

5 comentarios

  1. Pingback: Estructura de una aeronave (Parte I) « ING. AERONAUTICA

  2. boris

    Al parecer, Davinci desaprueba el proyecto por la energia requerida para hacerlo funcionar, sin embargo, que pasaria si la estructura fuera fabricada de materiales ultraligeros, las alas de seda y con vastagos hidraulicos que ayudaran en el movimiento de aleteo? ayudaria en algo esto al desarrollo del prototipo?

    24 de marzo de 2012 en 17:05

  3. buena informacion

    24 de septiembre de 2012 en 16:38

  4. Pingback: Innovación en la Guerra (Ingeniería) | Guerra y Economía

  5. cv

    chiiievere

    16 de enero de 2015 en 17:44

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s